Tasa de rebote ¿Cómo se calcula? Pasos para reducirla

Alguna vez te has preguntado ¿qué significa la tasa de rebote?, ¿cuáles son los valores óptimos de ella? o ¿por qué al mirar tu web esta es superior al 50%? La mayoría de las preguntas que te haces respecto al porcentaje de rebote, no tienen una respuesta única sino relativa. Es por ello que te explicaré todo lo que debes conocer sobre este porcentaje para poder analizar de la mejor manera tus resultados.

¿Qué es la tasa de rebote?

La tasa de rebote dentro de una página web forma parte de los indicadores clave del rendimiento de la propia página.Indica el porcentaje de usuarios que han entrado en tu sitio y se han salido directamente sin interactuar con ella, sin realizar ninguna acción.

No realizar ninguna acción dentro de la página no tiene por qué ser malo, todo dependerá de la finalidad de la misma. Puede ser que el contenido de la página sea largo y específico por lo tanto el usuario no necesitará implementar la información que le ofreces. Obviamente lo que se busca tras cada visita es que el usuario haga alguna de las acciones clave pero no se ha realizado. En este caso, si no se hace, se registra tasa de rebote pero también se observa como el tiempo de lectura aumenta.

Este podría ser uno de los casos en el que el porcentaje de rebote no perjudica las métricas del posicionamiento web de tu página. Intenta no mirar este indicador de forma aislada y ten también en cuenta otros como puede ser el tiempo de permanencia o lectura. Y recuerda todas las métricas y esta también influirán en tu posicionamiento SEO.

 

¿Cómo tengo que calcular la tasa de rebote?

Es muy sencillo, solo tienes que tener presentes dos datos y no olvidar multiplicarlo por 100. Al fin y al cabo estamos hablando de un porcentaje.  Entonces, tienes que coger el total de usuarios de la página específica que no han interactuado con ella y lo divides entre el total de visitantes de tu página web.

 

Tasa de rebote

 

Existen una serie de parámetros entre los que moverte para saber si la tasa de rebote es buena o es mala, esto dependerá muchísimo del tipo de página web, por ejemplo, si disponemos de una tienda online, la tasa de rebote es un factor clave:

  • Si es superior al 60%, la tasa de rebote es elevada.
  • Los valores óptimos se encuentran por debajo de ese 60%.

Cuanto menos rebote haya será mejor este indicador, pero hay que tener en cuenta otros valores. No lo podemos analizar de manera aislada. Además de conocer la finalidad de la página que se está analizando.

 

Tal vez la página que estás analizando tiene como único objetivo el de informar y no tiene conversión alguna. En ese caso puede ocurrir que la tasa de rebote sea superior al 80% y no suponga ningún problema.

Tras tener todo eso en cuenta puedes tener una mejor visión de tus resultados. Aún así lo interesante es reducir esa tasa de rebote y que sea la mínima teniendo en cuenta nuestras características. 

 

¿Qué cosas afectan a que la tasa de rebote sea elevada?

Es ahora donde nos tenemos que poner en la piel del usuario, de este modo podemos comprender todas las cosas que afectan y que por lo tanto hacen que la tasa de rebote aumente. Aquí te explico alguna de ellas:

  • La optimización de la página web es inexistente, a nadie le gusta en un mundo de inmediatez tener que esperar a que una página cargue. 
  • Un mal diseño de la página web, variará según el dispositivo en el que te conectes. Todo completamente desconfigurado que hará que tu experiencia como usuario sea muy baja.
  • La relevancia y utilidad que aporta el usuario, abusar del clickbait hace que los usuarios nada más entrar en la página salgan si ni siquiera leer el contenido.
  • Los clicks involuntarios a banners o publicidad incluso los diversos pop up que aparecen y con los que realmente no querías interactuar. 

 

tasa de rebote

 

¿Cómo reducir la tasa de rebote?

Una vez conocido todo lo básico sobre este indicador y conociendo las cosas que afectan vamos a seguir una serie de consejos que ayudarán a reducir tu tasa de rebote dentro de tu página web. 

  1. Establecer un diseño web responsive.
  2. Tener presentes la optimización de la página para que esta cargue rápido.
  3. Proponerle a los usuarios un contenido de valor.
  4. Conseguir una estrategia bien diseñada y bien integrada.

 

Otras formas de reducir la tasa de rebote

Se debe de actuar directamente dentro de las propias estadísticas de la página web o landing page. Todo ello mediante código y configuraciones en la propia página, que harán que tus analíticas mejoren directamente. Existen dos alternativas para conseguirlo. De este modo obtendremos unos datos más ajustados en función de nuestro contenido y será entonces cuando podrás deliverar si el contenido es o no relevante.

Existen dos alternativas que son las siguientes:

  1. En función del tiempo, se indicará una duración media del tiempo de lectura de la página. No se encontrarán dentro de la tasa de rebote todas las visitas que superen esa duración establecida.
  2. Si la lectura completa se ha acabado, se indicará un punto concreto de la página. (Suele ser antes de los comentarios). Si el usuario ha llegado a ese punto no se contará como rebote la visita.

 

Conclusión

Como has podido aprender a lo largo de la lectura, son diversos los factores que inciden en la tasa de rebote. Factores que ayudan a reducirla y que por lo tanto aumentan la experiencia del usuario.

Si tu contenido es bueno, tiene potencial pero aún así las estadistcas se te resisten. No dudes en contactar con STAMINA Marketing, son diversos los servicios que puedes aplicar en el mundo online para mejorar tus posiciones desde un diseño web a una estrategia seo bien definida y relacionada con tu contenido.