¿Qué diferencias hay entre marketing online y marketing offline?

¿Qué diferencias hay entre marketing online y marketing offline?

27 noviembre, 2018 0 Por Jorge Valle

El marketing es uno de los pilares fundamentales de las empresas, ya que en su conjunto las estrategias desarrolladas en este departamento son claves para vender los servicios o productos de una corporación. Pero, ¿conoces las diferencias entre marketing online y offlineA pesar de que dependan del mismo departamento, hay diferencias notables entre la aplicación de uno y otro.

Marketing online vs marketing offline

Cuando se plantean las diferentes estrategias de comercialización de una empresa, uno de los temas candentes es la conveniencia de utilizar estrategias de marketing offline, estrategias de marketing online o si lo más conveniente es una combinación de campañas.

Marketing Offline

El marketing offline se fundamenta en cuatro pilares: promoción, precio, producto y distribución. Entre los métodos de promoción más tradicionales se encuentra la publicidad impresa como forma de atraer a nuevos clientes, en forma de anuncios en revistas o periódicos, tarjetas de visita o incluso flyers.

A pesar de que esta opción puede necesitar de muchos recursos, sobre todo en una empresa de nueva creación, si la campaña está bien planteada es indiscutible el retorno sobre la inversión de la misma. Es una buena alternativa, por ejemplo, para comercios locales.

Marketing Online

Gracias a la irrupción de las nuevas tecnologías se consiguió un cambio en el marketing tal y como se había visto hasta ese momento. Se evolucionó a lo que hoy se denomina marketing digital. Este nuevo concepto se sirve de Internet y de las grandes oportunidades que ofrece para que puedas conseguir una gran diferenciación frente a tus competidores.

​Al igual que en el marketing tradicional, se dispone de un gran abanico de posibilidades para hacer llegar tus servicios y productos a tus clientes potenciales.

Cuando dispones de un sitio web, puedes contratar publicidad para los motores de búsqueda con diferentes estrategias. Son muchas las compañías que hoy en día invierten más de 3 cifras mensuales en este tipo de publicidad.

Para poder realizar este tipo de marketing es indispensable contar con un sitio web, un blog corporativo y perfiles en las redes sociales más adecuadas a tu negocio entre otros muchos elementos.

Además de esto, es necesario mantener los servidores, dominio del sitio web y crear contenidos de forma periódica tanto para las redes sociales como para el blog. También se deben realizar campañas de posicionamiento SEO para que tu empresa sea visible en los motores de búsqueda como Google.

Esta estrategia es, sobre todo, muy utilizada para empresas que trabajan tanto a nivel nacional como internacional. Esto es debido a la gran capacidad de segmentación del público objetivo que se puede obtener sin un gran esfuerzo y con la que el marketing offline no puede competir. Cuanto más específico sea el perfil del usuario que recibe la publicidad, mayor probabilidad de éxito habrá.

¿Es mejor optar por el marketing online o por el offline?

La verdad es que para escoger entre el marketing online y el offline hay que estudiar y analizar detenidamente las características de cada negocio y su objetivo. De este modo se podrá detectar la mejor forma de alcanzar a los potenciales clientes.

Para las empresas que trabajan a nivel local suele ser más rentable trabajar con campañas de buzoneo o con publicidad en radios y periódicos locales. Sin embargo, para una empresa que ofrece sus productos o servicios a una escala global, es tan necesario como recomendable contar con un sitio web, perfiles activos en redes sociales y realizar publicaciones pagadas en Internet como alternativa.​

(IMAGEN)

Diferencias entre marketing online y offline

P-s o claves del tipo de estrategia

En primer lugar, la diferencia fundamental entre el marketing tradicional y el digital son las claves del tipo de estrategia, también denominadas P-s. Se llaman P-s porque la inicial en ingles de las 4 claves es una ‘p’.

Como ya has podido leer, las 4 P-s del marketing tradicional son producto, promoción o comunicación, distribución (que en inglés se denomina placement) y precio. 

En cambio, en el marketing online las P-s son:

Red entre iguales o peer to peer: es decir, intercambiar información entre varios usuarios conectados entre sí por Internet.

Posicionamiento SEO y SEM: se puede posicionar una web de manera orgánica o realizar campañas de pago por clic que podemos medir, analizar y optimizar.

Personalización de los servicios y productos que ofreces por Internet: puedes ofrecer a cada usuario los productos o servicios que puedan ser de su interés según sus necesidades o búsquedas anteriores,  gracias a una comunicación digital uno a uno. De este modo puedes aumentar el valor del ticket medio de cada compra online y, por supuesto, el retorno sobre la inversión.

Modelos predictivos: es decir, en Internet se puede medir, seguir y almacenar cualquier comportamiento de un usuario. Por tanto, puedes realizarles propuestas en función de sus gustos.

Diferentes medios de promoción

Existen varias formas de promoción mediante marketing onlinePodemos hablar de banners, marketing viral, uso de plataformas 2.0 y redes sociales, intercambio de links, campañas de email marketing, páginas web y un buen posicionamiento SEO y SEM.

En cambio, en el marketing tradicional se utilizan tarjetas de presentación, marketing postal, publicidad boca a boba, folletos, dípticos o trípticos y publicidad en prensa, radio y televisión.

Análisis de las campañas

La estrategia digital te permite el uso de herramientas clave que son grandes aliados, como por ejemplo Google Analytics, Social Mention o AWStats, las cuales te ayudarán a analizar las métricas de tus campañas.

Esta capacidad de medición y análisis se hace en tiempo real y permite corregir las acciones para conseguir un mejor resultado. En marketing tradicional, sin embargo, los resultados se ven al final de las campañas. Dichos resultados te harán más sencillas las campañas posteriores pero, para esa misma, ya no hay margen de maniobra.

Aunque las diferencias de marketing online y offline son muy evidentes, es ideal poder realizar una campaña en la que ambas estrategias estén presentes y equilibradas, compartiendo el mismo público objetivo, esfuerzos, y metas. De esta forma se conseguirán aumentar los clientes actuales y se favorecerá el engagement por parte del consumidor.

¡Comparte y ayuda!