¿Qué es un tema hijo en WordPress y cómo crearlo?

¿Qué es un tema hijo en WordPress y cómo crearlo?

10 septiembre, 2018 0 Por Pedro C. Medina

Vamos a contarte lo que es un tema hijo en WordPress, su utilidad y cómo crearlo. En inglés, se le conoce como child theme. Pero antes, imagínate por un momento un escenario de pesadilla como el que vamos a describirte y que suele frenar a muchos propietarios de sitios de WordPress a la hora de actualizar:

Inicias sesión en tu panel de WordPress y observas que hay una actualización disponible para tu tema. Sabes, o intuyes, que las actualizaciones son buenas y deseas mantener tu sitio seguro y a la última. Entonces, haces clic en el botón de actualizar y esperas mientras WordPress hace su trabajo.

Una vez que la actualización está completa, echas un vistazo a su sitio, deseando encontrar magníficas novedades. Es cuando te das cuenta de que algo ha ido terriblemente mal. Tu sitio es un desastre y todas las personalizaciones que has realizado para el diseño de tu tema ya no están.

Los temas hijos de WordPress eliminan este problema. Y, sin embargo, no siempre necesitas uno. De hecho, hay una gran cantidad de concepciones erróneas en torno a ellos.

Por eso, ahora sí, te explicamos los conceptos básicos.

¿Qué es un tema hijo de WordPress?

Es un tipo especial de tema que hereda todos los elementos de diseño de uno principal. Un tema hijo sin personalización es idéntico a su elemento primario.

Vamos al grano: tienes un tema de WordPress, pero deseas hacerlo tuyo personalizándolo. Puedes modificarlo para satisfacer tus necesidades, pero al hacerlo se crea un problema, porque los temas de WordPress se actualizan con frecuencia. Si personalizas y luego actualizas, existe una gran posibilidad de perder todos tus cambios.

Seguro que has pensado que la solución es no actualizar. Bien, nuestra opinión es que evitar actualizaciones es arriesgado. Los temas de WordPress se actualizan por diversos motivos: para cumplir con los nuevos estándares de codificación, corregir errores y solucionar problemas de seguridad.

Evitar las actualizaciones podría romper tu sitio o incluso exponerlo a ataques informáticos. En otras palabras, las actualizaciones de temas no son opcionales, hazlas cuando estén disponibles.

Por eso, al realizar cambios en un tema hijo, te aseguras de que puedes actualizar tu tema de forma segura mientras mantienes la seguridad del sitio y proteges tu trabajo.

¿Cuándo necesitas un tema hijo?

Ahora llegamos al punto que genera la mayor confusión: no siempre necesitas un tema hijo. Entonces, ¿cómo sabes si necesitas uno o no?

¿Has modificado o planeas modificar el código? ¿Vas a realizar alguna de las siguientes acciones?:

– Editar la hoja de estilo CSS del tema.

– Editar cualquiera de las plantillas PHP del tema.

– Editar el archivo functions.php del tema. Incluso solo para agregar una sola línea de código.

– Modificar cualquiera de los recursos del tema almacenados en la carpeta de temas, incluidos los archivos e imágenes javascript.

Si has respondido afirmativamente a alguna de estos apartados, entonces, necesitas un tema hijo.

Por otro lado, si las personalizaciones de tu tema se realizan exclusivamente a través del tablero de WordPress, no lo necesitas. Aunque pueda parecer confuso, eso incluye los cambios realizados a través del Personalizador de temas. Esos cambios se almacenan en una base de datos. Eso significa que las actualizaciones de tema no sobrescribirán tus cambios.

Cómo crear child theme WordPress

Ahora vamos ver juntos cómo crear child theme WordPress. Ya sabes que ese es su nombre en inglés.

Instalarlo no es diferente de instalar cualquier otro tema de WordPress. Dentro del área de administración, dirígete a la página Aspecto, después a Temas y haz clic en el botón Agregar nuevo.

Hay dos métodos de instalación.

Método 1: si el tema hijo está disponible como un tema gratuito en el directorio de temas de WordPress.org, puedes buscarlo escribiendo su nombre en el cuadro de búsqueda.

A partir de los resultados de la búsqueda, lleva el puntero del ratón al tema que estabas buscando y luego haz clic en el botón Instalar. WordPress lo descargará e instalará.

También buscará el tema principal requerido. Si el tema principal también está disponible en el directorio de temas de WordPress.org, entonces lo instalará automáticamente.

Método 2: si el tema hijo viene como un archivo comprimido, debes hacer clic en el botón Cargar tema. Esto te mostrará la opción de carga. Procedes a cargarlos, haces clic en elegir archivo para seleccionar el archivo zip del tema desde tu ordenador y luego haces clic en el botón Instalar ahora.

WordPress cargará el archivo zip del tema desde tu ordenador y lo instalará. También verificará si el tema principal está instalado. Si este está disponible desde el directorio de temas de WordPress.org, entonces intentará instalarlo. De lo contrario, te informará que deberás instalar el tema principal manualmente.

Instalar el tema principal de WordPress

WordPress automáticamente intentará instalar el tema principal si está disponible en el directorio de temas de WordPress.org. Si no puedes instalarlo, no podrás activar el tema hijo y este aparecerá como roto o inhábil.

Tema hijo roto

Así es cómo instalarás el tema principal. Primero ve al sitio web de tu tema principal y descarga el archivo zip del tema. Ahora dirígete a la página Aspecto, después a Temas y haz clic en el botón Agregar nuevo. Agrega nuevo tema de WordPress, haz clic en el botón Cargar tema. Esto te mostrará la opción de carga del tema.

Haz clic en el botón Seleccionar archivo para seleccionar el archivo zip del tema desde tu ordenador y luego haz clic en el botón Instalar ahora. Carga el archivo zip. Después de instalar los temas principal e hijo, puedes continuar y activar el tema hijo. Aún así, no necesitas activar el tema principal para usar el tema hijo.

Beneficios de un tema infantil de WordPress

Los temas hijos se suman a la seguridad general de tu sitio web. También hacen la personalización del tema mucho más fácil. Es posible crear un tema personalizado de WordPress simplemente modificando el CSS del tema hijo.

Simplemente, recuerda crear tu tema hijo primero y luego realizar los cambios en el archivo CSS ahí. Además, este tipo de herramientas facilitan mucho el aprendizaje. Cuando empiezas a trabajar con temas de WordPress, estos te permiten probar todo tipo de cosas sin tener que preocuparte por cargarte los diseños principales.

¡Comparte y ayuda!