Saltar al contenido

Errores 404 y Cómo solucionarlos fácilmente

19 octubre, 2018

El error 404 puede ser o un problema serio en tu plantilla de WordPress o una magnífica manera de mejorar tu posicionamiento en los buscadores. De hecho, y aunque pienses lo contrario, su solución no solo ha de pasar por el departamento técnico sino también por el gestor del SEO de tu propuesta en Internet.

Errores 404, convierte lo negativo en algo más agradable

Debemos ser realistas. Si una persona encuentra nuestra web en Google, hace clic y cuando piensa que va a obtener una respuesta a su pregunta se encuentra con el error 404, su experiencia será muy negativa. Esto provocará, además, que los usuarios retrocedan en su navegador (tasa de rebote que se llama este proceso técnicamente) para buscar otra solución a su problema.

Además, el antedicho buscador te penalizará bajándote varias posiciones en su lista de resultados. Si el error no se soluciona rápidamente, el resto de buscadores considerará que tu web no está operativa y entonces sí que tendrás un grave problema: empezar todo el proceso de posicionamiento desde cero.

¿Cómo detectar estos errores?

Cuando se tiene una página web se suele incurrir en el error de entrar a ver los contenidos, la landing page y poco más. Sin embargo, es posible que haya algunos enlaces rotos o que alguna de las secciones tenga algún problema que genere el ya comentado error. Se te recomienda:

Usar herramientas fiables, rápidas y gratuitas. Google Search Console o W3C Link Checker tardan apenas segundos en comentarte si todo está bien.

Usar aplicaciones específicas para analizar al detalle toda tu web. SEMRush o Screaming Frog pueden ser dos ejemplos perfectos.

¿Cómo solucionar errores 404 en WordPress?

Tras usar las herramientas anteriores, obtendrás un informe en el que se te indica qué es lo que está fallando. Es muy importante que tengas en cuenta que la solución para estos problemas es la suma de:

Una intervención técnica. Por lo general, se trata de corregir una parte del código, de comprobar si hay algún enlace roto y similar.

Una acción de SEO. Como hemos indicado, hay que intentar sacarle partido a este error.

Además, has de tener en cuenta que el error 404 puede estar provocado por:

WordPress. El servidor puede tener algún problema técnico que no depende directamente de ti.

Por el servidor. Los más comunes son los siguientes:

  1. Archivo .htaccess mal configurado. Este archivo oculto debe contar con permisos 664. Revisa el código y corrige el problema.
  2. Los enlaces permanentes. De ellos depende que tu página tenga la estructura que deseas y que se pueda ver el contenido de forma ordenada. WordPress trae de serie la estructura simple. Busca «Ajustes de enlaces permanentes» en tu plantilla y cambia la opción simple a «Nombre de la entrada» para evitar los clásicos errores ya mencionados. No te olvides de guardar la nueva configuración, limpia la caché de tu página y de tu navegador y habrás solucionado el problema.

Errores varios. Redirecciones 301, cambio de dominio, páginas indexadas en los buscadores que han cambiado de dirección o una mala configuración del SSL.

Terminado el trabajo del encargado técnico de tu web, comienza el del gestor del SEO. Ver una página en blanco recordándote que el error 404 te impide llegar a tu destino no deja de ser algo catastrófico. ¿Cómo puedes evitar que tu reputación caiga en picado? 

Usa tu creatividad. Hay miles de páginas que le prestan especial atención a este factor. De hecho, cuando se enfrentan a esta situación no lees que han cometido un error sino que ves una imagen en la que te indican, por ejemplo, «esto no es lo que buscabas». Si la fotografía escogida es divertida ya habrás ganado el primer asalto.

Ofrece opciones. Tu objetivo es que esa persona no se vaya a buscar el mismo contenido en otra página. Si incluyes un buscador para que encuentre un contenido similar en tu página podrás reducir la tasa de rebote. Otra opción es poner un enlace directo al resto de apartados de tu web para intentar minimizar lo sucedido.

Introduce juegos e incluso ofertas. En algunas páginas de tiendas online te ofrecen un juego muy sencillo e incluso te ofrecen algún que otro producto a mejor precio solo porque ellos han cometido un error. Esta estrategia provoca que la persona que visita esa página incluso piense que ha salido ganando gracias a un error.

Es decir, un cliente potencial, o habitual, no puede irse de tu web sin interactuar con ella. Por lo general, este tipo de estrategias SEO ofrece unos resultados idóneos que no afectan a las estadísticas de visitas a tu página. Además, estarás ganando un tiempo precioso para corregir los errores con menos presión.

Resumimos un poco todo el contenido anterior de la siguiente forma:

– Usa herramientas online para analizar tu página al menos una vez a la semana.

Controla el archivo.htaccess de WordPress. No dudes en entrar en el código para analizar su funcionamiento.

– Comprueba que la configuración de las enlaces permanentes es la correcta.

Pon a prueba tu creatividad para conseguir que cada error 404 se convierta en una forma adecuada de crear engagement.

Como habrás podido comprobar, la palabra web hace honor a su traducción al español. Una página no deja de ser una red llena de distintos elementos que aportan algo distinto al resultado final. Si uno de ellos se suelta, la red pierde su efectividad.

Si nos permites la metáfora, los pescadores revisan sus redes, cosen las partes que están dañadas y las limpian para poder seguir pescando. ¿Por qué no vas a hacer lo mismo si deseas seguir generando tráfico hacia tu propuesta?

Esperamos haberte ayudado a conocer cuáles son los errores 404 más comunes en WordPress y también a solucionarlos con facilidad. Recuerda que podrás convertir un fallo técnico en una oportunidad única para agradar a los que visitan tu propuesta. A buen seguro, conseguirás una sonrisa como premio a tu esfuerzo y crear un lazo de unión con los que quieran seguir confiando en tu propuesta.

¡Comparte y ayuda!

Eudes Guzmán