Saltar al contenido

Desapareciendo de Internet: Elimina todas las cuentas sociales

31 octubre, 2018

Las redes sociales se han convertido en un elemento más de nuestro día a día, y las utilizamos casi para todo: abrimos nuestra cuenta de Twitter para tratar de hablar con una marca o una empresa, subimos nuestra vida a Instagram con las fotos o compartimos publicaciones y opiniones en Facebook. Y es que los distintos canales han llegado para quedarse.

A veces, estas plataformas tienen su lado «menos bueno», y es que pueden aparecer los llamados trolls, usuarios que se limitan a hablar mal. También pueden aparecer malas prácticas como el bullying. No siempre los canales sociales se usan adecuadamente, y ese mal uso tiene consecuencias. A veces puedes querer eliminar las redes sociales y deshacerte de todo rastro digital, que tu información en Internet desaparezca por completo o al menos, en el mayor grado posible.

Cómo eliminar todo rastro de tus perfiles sociales

Las redes sociales almacenan una gran cantidad de información sobre ti, por eso es una gran idea que si quieres desaparecer de Internet elimines las cuentas que tienes. Esto podría ser una labor muy tediosa y pesada, pero, por suerte, existen herramientas que te facilitan muchísimo la labor.

Accountkiller

Accountkiller es una plataforma desde la que puedes eliminar los perfiles de redes sociales como pueden ser Facebook, Twitter o Whatsapp. Su funcionamiento es extremadamente sencillo, y tiene una interfaz sencilla e intuitiva en la que de un vistazo puedes ver todo lo que quieres eliminar. En ella puedes realizar la búsqueda de la plataforma en la que sepas que tienes perfil y eliminarlo rápidamente.

También puedes ir a cada una de las plataformas y hacerlo de forma manual, pero, sin duda, con Accountkiller lo harás mucho más cómodamente. Si lo que quieres es desactivarlas sin eliminarlas, también puedes hacerlo.

Delete your account

Es otra de las posibilidades que encuentras para desaparecer, como si nunca hubieses tenido cuentas sociales. Igual que la anterior, lo que hace es que, tras realizar una búsqueda de la cuenta, fulminarla rápidamente.

Just Deleat Me

Aquí tienes otra herramienta que, igual que las dos primeras, te permite eliminar cualquier cuenta en redes sociales que tengas de una forma sencilla y rápida. Su interfaz es muy intuitiva y fácil de utilizar.

¿Y si no puedes eliminar esa cuenta?

Es posible que te ocurra, pero para esos casos también hay solución: basta con eliminar absolutamente toda la información que tenías almacenada y cambiarla por datos falsos.

Por otro lado, es posible que aún eliminando todas tus redes sociales quede información en otras webs, información que pueden haber cogido de esas redes sociales. Por suerte, la ley de Protección de Datos incluye una cláusula por la que puedes ejercitar tu derecho de eliminación de tus datos personales solicitándolo por correo.

Elimina la información de las suscripciones por email

A veces, navegando por Internet, entramos a una página web y nos suscribimos a ella por cualquier motivo. Eso es información que queda ahí y que también podemos eliminar. Como ya hemos dicho antes, puedes hacerlo a mano, pero es posible que no recuerdes a qué webs y blogs estás suscrito. Lo más fácil es utilizar herramientas como Deseat.me, que lo que hacen es buscar las URLs con una suscripción activa.

Esta herramienta rastrea todos los emails en los que haya cualquier confirmación de suscripción, y luego la muestra. Aunque es gratis, es necesario que los correos de registro que hayas usado sean de Gmail, si has usado otro servicio de correo, esta herramienta no te será de utilidad. Así, Deseat.me te pedirá esa cuenta de correo electrónico para rastrear dicha información y para mostrar las suscripciones activas para luego poder darte de baja de ellas.

Pero no es bastante con darte de baja de listas de email o eliminar redes sociales, aún puedes hacer más para caer en el anonimato en Internet. Ten en cuenta que los buscadores como Google, Yahoo o cualquier otro rastrean toda la información sobre ti que existe en la web, y cuando alguien te busca, los motores de búsqueda muestran esos resultados.

El Derecho al olvido permite solicitar a los buscadores como Google y otras plataformas para que eliminen definitivamente toda información sobre nosotros de la que dispongan, así como el contenido obsoleto que no quieres que aparezca en Internet. Afortunadamente, esto es algo que es posible solicitar desde el pasado año 2014 solamente si eres ciudadano europeo. En caso de que tengas otra nacionalidad, debes optar por otras posibles alternativas.

Sabemos que cuando navegamos los buscadores guardan los datos de navegación, si quieres que esos datos sean privados, lo mejor es que uses el modo incógnito de los buscadores o que, una vez termines elimines el historial.

Es muy sencillo proporcionar mucha información a buscadores, canales sociales y a webs y blogs, pues para casi todos estos servicios es imprescindible realizar un registro aportando esos datos personales. Los datos pueden ser de distinta índole: correos electrónicos, teléfonos, nombres y apellidos, direcciones, nombre y direcciones de páginas web… Todo para favorecer que estemos hiperconectados y que todos podamos encontrar casi a quien queremos de una manera más que sencilla.

El problema real viene cuando no queremos que esa información aparezca, cuando tratamos de hacer que los datos que son accesibles para otras personas no se vean sea por el motivo que sea. Realmente puede parecer una paradoja digital, pero, por suerte, tienes a tu disposición algunas soluciones y herramientas con las que desaparecer en el mayor grado posible de Internet es posible.

Un buen consejo y una buena práctica es manejar tus datos con cuidado, estudiar muy bien a qué webs o blog, o incluso plataformas varias te registras y te suscribes, asegurándote siempre que no hacen un uso dudoso de tus datos. Sería ideal que pudieses saber en todos los sitios que dejas datos para poder borrarlos, pero a lo largo de tu vida digital usas un montón de servicios que luego es imposible recordar.

Es por este motivo por el que usar herramientas como las descritas en este post es una gran idea.

¡Comparte y ayuda!

Borja Tejón