¿Cuáles son las diferencias entre SEO y SEM?

¿Cuáles son las diferencias entre SEO y SEM?

23 noviembre, 2018 0 Por Kike Pomes

Bienvenidos a otro post acerca de SEO (Search Engine Optimization) pero en este caso también de SEM (Search Engine Optimization).

El SEO forma parte de este nuevo contexto que ocupamos. Es ese activo ineludible para cualquier empresa que se precie (y se aprecie). Todos los relacionamos con el ámbito del marketing digital pero – directa o indirectamente – también te influye a ti (independientemente del sector en el que te desenvuelvas. Pero… ¿quién es SEM? Es hora de salir de dudas.

Para empezar y, sobre todo, para que visualices su posición (apariencia) en el motor de búsqueda por excelencia, te diré que el SEO se ocupa (y preocupa) de los resultados orgánicos; es decir, aquellos que abarcan los 10 primeros resultados de Google.

Por su parte el SEM engloba esos resultados <<previo pago>> que aparecen justo al principio. Se diferencian de los resultados orgánicos porque contienen una pequeña etiqueta de “Anuncio” o “Patrocinados”. Esta es la primera diferencia entre SEO y SEM, dos jugadores distintos pero con un mismo objetivo: promover o aumentar el tráfico a una web. Pero mejor, vayamos por partes.

SEO: una estrategia a largo plazo

El posicionamiento SEO abarca todas las tácticas que se emplean con el objetivo de posicionar un sitio online en las búsquedas orgánicas de los buscadores. Sin embargo, los resultados no son inmediatos. Se requiere de esfuerzo, paciencia y mucha dedicación por tu parte.

Además, los modos de actuación varían en función del proceso de SEO en el que te encuentres. Por ejemplo, al principio lo vital será recurrir a la técnica de “long tail” (palabras clave de cola larga). ¿Y en qué consiste? Se trata de ir a por las keywords más largas; esas que tienen menos búsquedas pero – sobre todo – menos competencia. En un entorno en el que se publica una ingente cantidad de información, encontrar una palabra clave <<única>> es la tarea más compleja. Lograrlo puede suponer la diferencia y, por ende, el éxito.

Pongamos un ejemplo. Imagina que acabas de abrir un taller de coches en Alicante. Si te centraras en la keyword “taller” Google te arrojará aproximadamente 264.000.000 resultados. Pero si en cambio utilizas “reparación de automóviles en Alicante” te mostrará unos 2.920.000 resultados. Como ves, la cifra baja bastante. Se trata de huir de lo evidente para centrarse en lo específico.

SEM: una inversión a corto plazo

Su esencia engloba dos objetivos fundamentales:

1. Lograr tráfico hacia una web que acaba de nacer; un sitio que no aparece en las posiciones orgánicas.

2. Exprimir la oportunidad antes de que lo haga nuestra competencia.

Aquí es cuando Google Adwords entra en juego. ¿Qué es google adwords? La plataforma de PPC por antonomasia. Origina en torno 20%  de todos los clics generados y es la principal fuente de ingresos del gigante de los buscadores. He aquí el quid de la cuestión.

Por lo que esta técnica se utilizará a corto plazo por empresas noveles para aparecer en Internet y generar un tráfico inmediato y a largo plazo para mantener la cuota de mercado en un cada vez más competitivo y exigente.

Imagínate que vendes muebles y pretendes posicionarte con la keyword “oferta en muebles”. Vas a tener que competir con titanes de la talla de Ikea, Conforama, Batavia y un largo etcétera. Tendrías que trabajar muy duro para lograr posicionarte (en el caso de que lo consiguieras). Por esta razón, los anuncios pagados – siguiendo una buena estrategia – pueden ser la mejor alternativa.

(IMAGEN)

¿Es mejor invertir en SEO o en SEM?

Estas son las principales diferencias de SEO y SEM que te ayudarán a decidirte:

1. Tiempos

Como ya hemos señalado el SEM es útil a corto plazo y el SEO a largo plazo. Lo ideal sería invertir al inicio en SEM y mantenerte en el tiempo con SEO. La competencia es brutal y aparecer en la red no es tarea fácil.

Evidentemente, esto dependerá – principalmente – de tu presupuesto inicial. Pero como dicen “todo esfuerzo tiene su recompensa”; por lo que siempre vas a tener que recurrir al pico y a la pala. No queda otra.

2. Precio

Como ya hemos advertido SEM te va a costar dinero. Pagarás por cada clic que reciba tu anuncio. Y el SEO es gratuito, no obstante, podríamos considerar un elevado coste el tiempo invertido.

3. Emplazamiento

En este sentido, SEM se apodera de las primeras posiciones de los resultado en el principio de la búsqueda y aparecerá al final de la página (ya que también en esta parte aparecen anuncios PPC).

Por su parte SEO ocupará la parte central de los resultados de búsqueda (es decir, se ubica entre los resultados vía SEM).

4. Keywords

Es en esta parte donde encontramos la diferencia principal entre ambas técnicas. SEM va a descartar esas palabras clave con poco volumen de búsqueda algo que (como sabéis) resulta vital en SEO.

Para decantarnos por una en cuestión, en SEM nos fijaremos en el coste por clic que implica un término y en SEO nos basaremos en otros aspectos como, por ejemplo, la autoridad de la página.

5. Diferentes herramientas

Los métodos empleados para alcanzar la optimización son también diferentes.

Cuando se realiza todo el trabajo duro toca analizar los resultados, para tratar de mejorarlos. En este sentido, es vital alcanzar la perfección de las keywords y en el contenido empleado. Es lo que se denomina CTR (Click Through Rate) que es el número de clics que alcanza un enlace con respecto al número de impresiones. Se calcula dividiendo ese número de clics entre el número de veces que se lo han visualizado los usuarios (que son las impresiones) y se multiplica por cien.

En el caso de SEM se utiliza Adwords y en el caso de SEO Search Console. Herramientas muy parecidas y con un objetivo común: optimizar las keywords.

De todos modos debes tener en cuenta que Google es muy exigente y que necesitará tiempo para tenerte en cuenta (medio año de observación y análisis aproximadamente). Aunque dispongas de la mejor estrategia posible – y pese a tu esfuerzo – vas a tener que armarte de paciencia. Es lo que se denomina el “Sandbox” de Google. Ánimo y ¡al lío!

¡Comparte y ayuda!