Copywriting positivo: Cambia la forma de decir las cosas

Copywriting positivo: Cambia la forma de decir las cosas

17 noviembre, 2018 0 Por Macarena MT

Ponte en la situación en la que vas a escribir un post, describir tus productos o servicios, o simplemente escribir un correo interno o a tu “posible” cliente, sin dudarlo, todo el poder reside en las palabras que utilices a la hora de comunicarte con los usuarios.

¡Hola! soy Macarena Martos de STAMINA Marketing y hoy voy a hablarte de copywriting: cómo transmitir de forma positiva. Piensa que cuando la comunicación es online, no tenemos la oportunidad de escuchar el tono con el que se están diciendo las cosas, tampoco los gestos y expresiones que se están utilizando para comunicar esa idea.

Esto puede dar lugar a errores e interpretaciones equivocadas, ya que cuando una persona lee el texto y esta lleno de palabras repetidas, palabras negativas, puede quedarse con una sensación amarga y no llegar a entender lo que quieres transmitir.

¿Cómo puedes transmitir un mensaje sin que parezca negativo?

Tienes que entender que, si continuamente utilizas palabras y expresiones negativas, tus textos sonarán catastróficos o condescendientes, y como lo haces sin darte cuenta, ese usuario que te esta leyendo se queda con un mal sabor de boca.

La negatividad nunca es buena ya que a través de las palabras también pueden transmitirse malas vibraciones.

Las palabras que tienes que evitar en tus textos por su fuerte connotación negativa son:

  • Error
  • Daños
  • Problema
  • No se puede
  • Por desgracia
  • Urgente
  • Nunca

Incluso cuando una situación puede no ser la más adecuada, te aseguro que puedes darle una vuelta a la forma de expresarte para ser más optimista.

Esto lo ha definido muy bien Dean Romero como Marketing de dolor, y es que constantemente se ven textos donde lo único que hacen es meter el dedo en la llaga, utilizando frases como:

“¿Cansado de perder dinero con tu web? ¿Nadie compra en tu tienda online? Esto es lo que necesitas.”

¿Te suenan verdad? Si es tu situación y te sientes identificado, inmediatamente te sientes mal, como si no supieras hacer nada, como si no sirviera todo el trabajo que has hecho hasta ahora, que has estado perdiendo el tiempo.

Tal vez es la realidad, tu web o tienda online no están dando los ingresos que esperabas, pero las cosas se pueden decir de otra manera como, por ejemplo:

Aprende cómo disparar las ventas de tu tienda online y comienza a generar tus primeros ingresos. Rentabiliza tu inversión desde el primer momento.”

¿Parece que la cosa cambia no? En ambos ejemplos estás diciendo lo mismo, pero no se trata de machacar ni hacer sentir mal al usuario, sino darle soluciones.

Esto mismo también pasa cuando, por ejemplo, escribes los correos internos en tu empresa:

“Por desgracia, parece que va a ser imposible terminar el trabajo a tiempo debido a los problemas surgidos con algunas personas”.

Fíjate en la cantidad de palabras negativas en tan solo una frase. Si alguien lee dicho correo, ya está pensando en el marrón que se viene encima.

Ahora bien, párate y piensa que puedes decir exactamente lo mismo de una forma más sencilla y positiva:

“¿Es posible que todo el mundo tenga lista su parte del trabajo para el miércoles y así entregar el proyecto a tiempo?”

Al final se trata de lo mismo, por unas causas u otras, un trabajo se está demorando, pero mientras que en el primero das por sentado que las cosas han salido mal, en el segundo mensaje instas a poner las pilas y planteas terminar el trabajo como un reto a cumplir con un extra de motivación.

Así que, a partir de ahora, en lugar de usar palabras negativas como las que te he enumerado antes, utiliza términos como:

  • Los beneficios
  • Lo mejor es
  • El progreso
  • El éxito
  • A tiempo
  • Lograr
  • Conseguir

Educa en lugar de destacar errores

La manera más fácil de caer en la trampa de la negatividad es cuando en tus textos enumeras las cosas que están mal hechas. Además, empieza a cambiar cuando dices lo que no se puede hacer, y pon en su lugar lo que se debe hacer.

Yo no diría:

“Si no trabajas el SEO de tu web nadie va a verte, es como si no existieras, estás perdiendo el tiempo.”

En su lugar, te recomiendo:

“Si trabajas el SEO de tu web aumentarás tu visibilidad y podrás alcanzar a un mayor número de clientes potenciales.”

Como personas, somos muchos más propensos a hacer caso a una petición positiva que a las quejas o comentarios negativos.

Intenta en tus textos no destacar todo lo que está mal, haz hincapié en cómo deberían hacerse las cosas correctamente o en los beneficios que se consiguen al realizar determinadas acciones.

Por ello, te animo a echarle un vistazo a los textos de tu web y cómo te expresas cuando escribes un post o un correo, los ejemplos que hemos estado viendo te servirán de guía.

¡Comparte y ayuda!