Buyer persona: la clave para definir a tu cliente ideal

¿Has definido tu público objetivo pero quieres ir un paso más allá? Entonces estás en el lugar correcto.

Hoy vamos a hablar sobre el buyer persona, un concepto tan desconocido como útil para las empresas. ¡Quédate para comprender fácilmente este término, así como para aprender a definir el tuyo propio!

 

Buyer persona vs Público objetivo (target audience)

 

Antes de comenzar con el buyer persona, nos parece interesante que conozcas la definición de público objetivo. El público objetivo (target audience) es la audiencia destinataria de todos los esfuerzos de Marketing y comunicación que realiza una empresa.

 

Definir el público objetivo, generalmente, se basa en una simple segmentación del mercado. Sin embargo, definir un buyer persona es ir un paso por delante y se utiliza como una metodología de Inbound Marketing para conocer a la perfección el perfil de cliente que compra nuestra marca (con lujo de detalles).

 

Entonces… ¿qué es el buyer persona exactamente?

El buyer persona es el arquetipo de cliente ideal de una empresa. Ya no segmentamos en términos generales como la edad o el sexo, sino que realizamos una investigación más profunda e indagamos en los aspectos más personales del cliente tales como: su ideología, su estilo de vida, su profesión, etc…

 

De forma resumida podemos decir que el buyer persona es un concepto ficticio que refleja el perfil de cliente al que nos dirigimos como empresa.

 

¿Cómo hacer un buyer persona?

Antes de definir a tu cliente deberás realizar una investigación sobre el mismo. Una vez hayas reunido toda la información necesaria deberás plantearte preguntas del siguiente tipo:

 

    • ¿Quién es? Realizar una breve descripción sobre los aspectos más relevantes del cliente.
    • ¿Qué hace? Describir su puesto de trabajo actual y su trayectoria profesional.
    • Aspectos demográficos: sexo, edad, lugar de residencia, poder adquisitivo…
    • ¿Qué hace en su tiempo libre? Hablar sobre sus aficiones, hobbies…
    • ¿Qué hábitos tiene? Define su estilo de vida: deportista, viajero, apasionado de su trabajo, proactivo…
    • ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Cuáles son sus aspiraciones en la vida?
    • ¿Qué necesidad tiene? Describir el problema a partir del cual se decide a consumir nuestros productos o servicios.
    • ¿Cómo conoce nuestra empresa?

Esto son solo algunas preguntas que puedes plantear en la creación de tu buyer persona, pero podrías hacer todas las que se te ocurran. No existe una estructura fija, es decir, puedes darle tu propio enfoque. En internet existen muchas plantillas para idear tu buyer persona; si lo que buscas es dar tu toque personal, estas te podrían servir para inspirarte.

 

6 ventajas de definir un buyer persona

  1. Facilita la segmentación de tus clientes.
  2. Te ayuda a enfocar y adaptar mejor el contenido.
  3. Mejorarás tus tácticas de marketing digital.
  4. Sabrás localizar a tu público: ¿qué redes sociales frecuenta? ¿cuáles son sus preferencias? Etc.
  5. Facilita la fidelización de clientes y aumentan los beneficios.
  6. Aumenta las ventas dentro de tu plan de Inbound Marketing.

 

Plantilla de buyer persona

Si no sabes por dónde empezar… ¡deja que te ayudemos! Hemos preparado una plantilla para que comiences a crear tu buyer persona. ¡Tan solo tendrás que rellenar los huecos! Descárgala y comienza a definir tu público objetivo.

 

 

 

Conclusión

Construir tu propio buyer persona te ayudará muchísimo a tener una imagen más amplia de tu cliente, además mientras lo haces descubrirás cosas que seguramente desconocías sobre ellos o note habías planteado aún.

Tener un buyer persona muy claro te permite crear una oferta más acorde a las necesidades reales de tus clientes.

¿Te ha quedado alguna duda sobre cómo hacerlo? Escríbeme en los comentarios.

Si quieres ayuda, el equipo de STAMINA Marketing puede crear una estrategia de Marketing desarrollada para tu buyer persona.