Branding ¿qué debe de tener una marca?

Al igual que otros términos anglosajones, el uso de la palabra branding está en crecimiento y con ella sus complementarias: personal branding, employer branding o branding corporativo. ¿Pero sabemos realmente el significado de branding? ¿Conocemos su importancia y el motivo por el que está en boca de todos?

Si quieres tener respuestas a estas preguntas y conocer  uno de los términos que va a cambiar la forma de ver tu empresa, continúa leyendo.

¿Qué es el branding?

El branding es el proceso de construcción de una marca, teniendo en cuenta un conjunto de características y valores que van ligados directamente a ella. Estos harán que el público al que nos dirigimos la pueda identificar fácilmente.  

Establecer un branding lleva detrás el planteamiento de una estrategia y un análisis previo donde se deberán de tener en cuenta cualquier tipo de elemento de la marca, ya sea tangible o intangible. De manera que el objetivo será construir la marca y mediante ella conseguir transmitir los propios valores. De modo que se alcance una ventaja competitiva a través del posicionamiento.

 

Elementos por los que está compuesto

Se deben de conocer en primer lugar los cinco elementos por los que el branding está compuesto: 

  1. Naming, o nombre de la marca
  2. Identidad corporativa
  3. Posicionamiento
  4. Lealtad de marca 
  5. Arquitectura de marca

Todos estos elementos confluyen con el fin de determinar el valor de la marca, de manera que logrará tener un aspecto propio, relevante y que perdure en el tiempo. Obtener el branding apropiado, permitirá aumentar la posición de la marca en el mercado y  la establecerá como referente. Teniendo como objetivo en todo momento ser el Top Of Mind, posicionarnos en la mente de los consumidores.

 

importancia de la marca

 

Elementos visuales a tener en cuenta

Lo primero que conocemos de una marca es su imagen visual, su representación gráfica. Es por ello que tienes que conocer los diferentes elementos por los que podría estar compuesta:

  • Logotipo, se trata de la representación gráfica del nombre de la marca. Para conseguir un buen branding, debe de encontrarse en concordancia con lo que quiere transmitir. Y así conseguir uno de los objetivos principales.
  • Nombre, por el que la empresa es reconocida. Suele ir ligado al logotipo.
  • Gama de colores, es la mayor generadora de sensaciones y cada color tiene sus propias características. Motivo por el que es interesante hacer una buena elección de ellos.
  • Tipografía, elemento que influirá en la diferenciación con otras marcas en el mercado.

Como elementos optativos, es curioso destacar dos de ellos que complementan al resto y potencian la imagen de marca en muchos sentidos:

  • Isotipo, es el propio icono de la marca. Para ser reconocida sin texto alguno.
  • Slogan o lema de la marca, una frase breve que la describe.

 

¿Cuál es la importancia de la marca?

La producción en masa y la estandarización de los servicios hace que cada día sea más importante la diferenciación. De este modo el branding, el poder que tiene la marca es el elemento principal y por lo tanto uno de los más importante frente a la competencia. 

La marca va más allá de una imagen, un símbolo o un nombre que identifique a la empresa. El branding es la identidad, y esta se construye a diario. Es por ello que muchos empresarios y gurús tanto del marketing como de la comunicación hablan de la marca, como un ser vivo y la personalidad sería el branding. 

Es necesario construir las bases de la identidad para así poder traducirlo en cualquier acción que ejecute la marca, desde la formación de los empleados a un plan de marketing digital. El branding por lo tanto es una manera para afianzar la marca y alcanzar reconocimiento, sobre todo si nos encontramos en un entorno online.

 

brandiing significado

 

Tipos de branding 

Existen diferentes tipos de branding entre los que voy a destacar algunos por lo conocidos que son y que tal vez hayas escuchado una y otra vez. Además de otros tipos de branding que están a la orden del día y cada vez en más uso:

  1. Personal branding: la marca personal de cada individuo, ha cogido mucha fuerza con el auge de los influencers.
  2. Branding emocional: más allá de satisfacer las necesidades tiene como objetivo empatizar con las emociones del cliente.
  3. Branding social: directamente conectado con la RSC (responsabilidad social corporativa), humanizando la marca.
  4. Employer branding: se basa en trabajar la marca del empleado.

 

Esto ha sido todo, aunque me gustaría hacer un apunte. El branding es uno de los elementos a tener en cuenta dentro de las estrategias a largo plazo, si por el contrario lo que quieres es obtener resultados rápidamente, incrementar tus ventas y obtener resultados a corto plazo. El Performance Marketing es tu aliado. ¿Sigues teniendo dudas? Contacta con STAMINA Marketing y te ayudará a crear e integrar tu branding para sacar el máximo rendimiento a tu empresa y tus estrategias de marketing digital.