5 claves para cambiar de dominio sin perder tráfico ni posicionamiento

5 claves para cambiar de dominio sin perder tráfico ni posicionamiento

28 noviembre, 2018 0 Por Jorge Valle

Resulta corriente que los proyectos web pasen por una gran cantidad de reestructuraciones no previstas en el inicio. Cambio de dominio y posicionamiento SEO son dos cuestiones independientes que no deben interferir negativamente en las métricas de autoridad.

El cambio de dominio en una web, si lo realizas correctamente, no resta visibilidad en buscadores. Vamos a ver las ideas básicas para no equivocarnos en el caso de tomar esta decisión por circunstancias sobrevenidas.

La estructura interna de una web con una larga trayectoria en Internet es inevitable que se transforme en laberíntica y compleja. Las tareas de simplificación y actualización de categorías alcanzan un grado máximo de incertidumbre al pretender cambiar el dominio. Hay que evitar por todos los medios el riesgo de perder las posiciones duramente trabajadas por meses.

Los motivos de marketing digital para un cambio de dominio

Las razones para ofrecer un contenido con una URL diferente son variados y de distinto alcance. En todo caso este cambio debe reforzar una marca concreta y es un objetivo destinado a asumirse para un largo período de tiempo.

1. Integración de un blog y un ecommerce bajo un mismo dominio.

2. Integración de dos proyectos independientes.

3. Por la evolución del contenido hacia una temática que se aparta de la idea sugerida por el dominio.

4. Por la adquisición a posteriori del inicio del proyecto un dominio mejor con palabra clave incluida.

5. Aprovechar las mejores partes de una web con contenido desigual para reforzar la marca de otro proyecto que está creciendo.

6. La adquisición de un proyecto web y el deseo de cambiar la estructura de contenidos y optimizar el naming del proyecto.

7. El paso de proyectos alojados en servicios de hosting gratuitos (tipo wordpress.como o blogspot.com) a un servicio de hosting propio.

8. Una corrección de nombre de dominio sobre el que se ha apreciado un problema con posterioridad a su adquisición.

9. Cambio de criterios en el marketing digital de un proyecto web.

10. Un capricho surgido de haber encontrado un mejor nombre con alguna ventaja para el futuro por explorar.

Pasos a seguir en una migración de dominio neutral para el SEO

La operación de cambio de dominio en sí es tan sencilla como editar los pasos que se dieron cuando se asignó al proyecto la URL actual. La preocupación surge con la apreciación que harán los buscadores de esos cambios. La salvaguarda del posicionamiento en buscadores debe evitar penalizaciones por:

1. Apreciar a existencia de contenido duplicado.

2. Redirecciones erróneas o sin sentido.

3. Redirecciones que acaban en un mensaje de error como página no existe.

4. Errores en la estructura interna de enlaces de la página web.

5. Dejar inservibles a enlaces externos hacia nuestro sitio.

(IMAGEN)

Los pasos que vamos a seguir para esta migración de dominio se sintetizan en las siguientes cinco operaciones consecutivas:

1. Antes de iniciar cualquier cambio es muy aconsejable un análisis completo del estado actual del sitio web. Recoger la máxima información en esta etapa nos va a permitir comprobar con posterioridad que nuestro proyecto no ha sido afectado por la migración.

También posibilita identificar posibles errores de estructura interna que serán un material informativo de gran valor para la nueva andadura. Sobre todo si la migración va acompañada de modificaciones en el contenido del sitio. Hay que destacar que un sitio web se compone de unidades menores distinguibles e identificables en SEO.

Son las páginas que cuentan con una autoridad diferenciada. Si se ha pensado en una redirección individualizada es fundamental esta etapa para identificar perfectamente los elementos más relevantes de proyecto.

2. Empleo como usuarios registrados de Webmasters Tools. Esta herramienta de marketing digital es puesta por Google a disposición de los administradores de sitios web para comunicar cambios en la estructura de contenidos. Con ella te adelantas a los robots de Google e informas de los cambios realizados para que sean tenidos en cuenta en la indexación de los mismos.

Aquí se sube un archivo de texto por ftp. Este archivo será la señal que necesita Google para saber que somos propietarios de los hostings sobre los que trabajamos para estas operaciones.

Es fundamentalmente una vía de comunicación con Google. Sirve para dar a conocer las operaciones efectuadas, y que se valoren correctamente por el algoritmo del buscador. La iniciativa del webmaster facilita una revisión del Rank alcanzado acorde a las nuevas condiciones descritas y registradas por la aplicación.

3. Las redirecciones 301. En esta parte ya volvemos al CMS del sitio web y registramos las redirecciones de las direcciones antiguas al nuevo dominio. Esta operación delicada puede hacerse individualmente por páginas. También la edición del archivo .htaccess que situado en el directorio raíz del sitio web da más flexibilidad para estas labores de redirección.

4. La notificación a Google de los cambios de URL efectuados. Por este paso se identifican la propiedad del webmaster con las modificaciones de estructura efectuadas para el mismo sitio que ya había sido indexado previamente. Esto evita una interpretación errónea por indexación automatizada y un posible descenso en el posicionamiento en buscadores.

5. Como complemento y cierre a las operaciones anteriores se crea y envía un sitemap que recoja los cambios efectuado en el sitio. Con plugins diseñados para el CMS es posible la automatización de este paso y una optimización que certifique la ausencia de fallos y corrección del formato de archivo.

Las posibilidades técnicas de ofrecer servicios o información se eclipsan al no conseguir la visibilidad que proporcionan los buscadores. La conquista de las posiciones que se ofrecen a las búsquedas es la principal fuente de visitantes de un sitio web. Desde ese recurso básico constituido por los clics en los enlaces hacia nuestro sitio es posible el comercio electrónico. El mismo que alimenta todas las formas de monetización en Internet.

El cambio de dominio y posicionamiento SEO forman parte de las rutinas cotidianas de websmasters y técnicos en marketing digital. El trabajo de mantenimiento de tu sitio web, con más motivo si es ecommerce, es exigente y continuo. El trato dado por los buscadores premia a quienes aplican técnicas SEO testadas y las herramientas consideradas como profesionales por el sector.

¡Comparte y ayuda!